Nunca fue tan necesario tener visibilidad en el sector bancario

Las fusiones entre bancos dejan a muchos profesionales en la calle. Profesionales buenos, con mucha experiencia. Muchos de los afectados son ejecutivos, cuyos puestos de trabajo se eliminaron por haberse duplicado por las fusiones. Cuando dos departamentos se fusionan, sobra gente.

Buenos profesionales que “sobran”, y sin embargo con muchos años por delante

Estar en la calle a los 50 años no es una situación fácil. Aunque dichas fusiones les dejan una indemnización cuantiosa, a veces no es suficiente hasta encontrar un puesto similar o mejor.

Por esta razón, es fundamental que toda la experiencia y el talento de estos buenos profesionales, no se queden guardados en una gaveta. Hay que lanzarse a la búsqueda de oportunidades pero, eso sí, haciendo énfasis en la manera que exigen los tiempos que vivimos.

Es evidente que vivimos un escenario donde hay que saber destacar aunque “sobremos” para ciertas estructuras, y es hora de hacerlo sin importar los cambios que puedan surgir en el camino hacia el éxito.

El LinkedIn ya no es suficiente

En época de inundaciones, es difícil encontrar agua potable. Todos los despedidos moverán su LinkedIn muchas veces de manera caótica y sobre todo, transformarán esa red social en una inundación de información donde pocos podrán destacar de manera eficaz. En otras palabras: será difícil ser más visibles que los demás.

Muchas empresas anuncian un servicio de optimización del LinkedIn. como si dicha plataforma se basara por sí misma. Si fuera el caso, tendríamos un problema: estaríamos dentro de una plataforma donde están todos, y por eso está colapsada de usuarios.

Solemos hacer el paralelo entre LinkedIn y esta discoteca de moda, donde todos hacen fila para poder entrar pero no se dan cuenta de lo corta que es la noche, y que el aforo está completo. ¿Cuánta gente tiene que salir para que la cola avance? ¿Cuánta gente tiene que dejar de necesitar LinkedIn para que no toquen las migas? Mientras tanto, la noche avanza. Mientras tanto, la edad avanza…

Pero, al otro lado de la calle, hay otras discotecas y bares, donde hay menos gente ¡y con la misma música!, así como con oportunidades no vistas ni conocidas.

Más allá de LinkedIn

Ojo, no significa que prescindamos de LinkedIn. Pienso que la idea no es optimizar nuestra visibilidad solamente en LinkedIn, sino optimizarla en todos lados y de todas las maneras posibles. Eso sí, es importante hacerlo de manera estructurada y pragmática; recurriendo a palabras clave que definan lo que queremos vender y, sobre todo, mencionando lo que nuestro público objetivo está buscando (ya sea para nuestro trabajo o para la contratación de nuestros servicios profesionales).

La visibilidad profesional es como la de las empresas:  depende de muchísimas variables. Algunas son la competencia (que será tremenda dentro de poco), el nicho profesional, y especialmente, la capacidad que cada uno tiene de “aparecer” en todas partes. Me refiero, principalmente a Google. Debemos ser especialistas en su ámbito, publicando artículos de interés, y convirtiéndonos en esa persona que el mercado busca. 

Claramente, no solo hablamos de conseguir un puesto. De hecho, siendo justos, ¿por qué vamos a volver a trabajar para los que dejaron de querernos, cuando podemos hacerlo para sus clientes?

¿Por qué vamos a vendernos a una empresa? No podemos olvidar que nuestra experiencia nos permite también hacer lo mismo, ofreciendo los mismos servicios, y a veces también convirtiéndonos en un colaborador de nuestros antiguos empleadores. Aquí se trata de ejercer nuestra profesión, pero desde una posición donde seamos nosotros quienes decidamos las condiciones. 

Convirtir su perfil en agua potable en ese tsunami de perfiles del sector bancario

En AbsolutConsulting ofrecemos un servicio completo de marketing personal que permite multiplicar oportunidades haciendo valer el conocimiento y experiencia de cada persona. 

Esta es una multiplicación de oportunidades profesionales, no solo en LinkedIn, sino en todos los canales. Básicamente, esto permite que su nombre sea el que aparezca cuando una empresa, cualquier persona o potencial cliente de sus servicios profesionales esté buscando soluciones.  

Hablamos de mejorar su visibilidad, su prestigio y sus probabilidades de quedarse en su camino profesional, de volver a ese camino, o mejor aún, de tener éxito en uno nuevo, dentro y fuera de los canales habituales.

Hablamos de Marketing Personal (personal branding) para empleados y ejecutivos de la banca!

Perfil del autor

Jean-Marc Alma-Charlery
Jean-Marc Alma-Charlery
Consultor de empresas - AbsolutConsulting.es
Licenciado en Económicas/Empresariales
Responsable de comunicación BancaVía