El oro, eterna moneda de cambio y la futura moneda del cambio

Algo ocurrirá a medio plazo. Nadie sabe cuándo pero será, sin duda, tras las elecciones americanas, gane quien gane. La razón tiene que ver con el oro.
Pero antes de hablar de lo que pasará, es importante saber un poco más sobre el metal que cambiará nuestras vidas (y la economía mundial), en un futuro más cercano de lo que pensamos.

Anécdotas sobre el oro:

1- La cantidad de oro disponible (es decir ya extraído)

El oro siempre ha sido muy importante por su rareza relativa. Cuando hablamos de rareza, si reunimos todo el oro que se ha producido/extraído desde el inicio de los tiempos, cabría en un cubo con aristas de 20 metros. Nada más.

2-El oro en cajas de zapatos:

Para darnos una idea de la fortuna de algunos, Si Donald Trump tuviera que convertir su patrimonio de  3 mil millones de dólares en oro, cabría todo en 7 cajas de zapatos de la talla 42.

3-El oro vale un huevo… ¿o no?

Una onza de oro vale 1700 euros (en la fecha de esta publicación) y pesa lo mismo que un huevo.

4- El oro es un metal sucio:

Por eso, las onzas de oro que existen (que son más o menos de la talla de una tarjeta de crédito y del doble de su grosor), no son de oro puro, ya que si fuera el caso, la fricción entre dos onzas generaría una perdida de sustancia. De hecho, con las uñas podemos rasgar el oro puro.

5- Contradicciones sobre la rareza:

Los expertos vaticinan que el oro será tan caro que, en caso de tener que buscarlo fuera del planeta, aún así, sería rentable. Pero el problema es, que si de repente se encuentra oro en un planeta como marte o sobre la luna, y que esta reserva sea increíblemente importante, no tendría sentido hablar de rareza, salvo si se hace una distinción entre oro «extraterrestre y oro terrestre»).

El oro en el ámbito económico-financiero

Hasta los años 60, el oro servía como base de conversión de las monedas. Lo digo de otra manera, la cantidad de moneda tenía un respaldo equivalente en oro. Pero esa equivalencia entre cantidad de dinero y oro ya no existe. Sin embargo, los expertos dicen que esta situación volverá cuando el FMI anuncie lo que está tardando en anunciar (y que seguramente se anunciará tras las elecciones americanas): La vuelta al oro (acompañado por un puñado de otros metales) como valor base de las monedas. Más bien «de LA moneda», y no estoy hablando del dólar, sino del FÉNIX, que será sin duda la nueva realidad. Pero esto es otra historia, y como dije, no prestéis atención a esta información. De momento…

¿Quién tiene oro y quién produce?

Aquí tenéis un ránking de los países que más oro poseen (en toneladas).
Estados Unidos: 8100
Alemania: 3400
Italia: 2450
Francia: 2400
Rusia: 2200
China: 1900 (oficialmente, pero los expertos hablan de 10.000)
India: 1000 (oficialmente)
Añadiría un dato bastante importante: si calculamos la cantidad de oro por habitante, Alemania se situaría por encima de EE.UU. y el primer país sería Holanda.
Los datos de China son sospechosos por varias razones:
-Una buena parte de ese oro está en manos privadas y familias.
-Existe una falta de correlación entre la producción y el stock.
-El Yuan es la única moneda que permite una conversión en oro (cualquier chino puede ir a su banco y cambiar sus divisas en oro). Por lo tanto, no es posible ofrecer ese derecho sin antes tener reservas suficientes.

Ránking de los productores de oro (en toneladas/año):

1-China  500 (¿?)
2-Australia  300
3-Rusia  300
4-EE.UU.  200
5-Canadá  190
6-Perú  150
No seguiremos hablando del dato de China ya que está claro que la cosa tiene poco sentido. Es más interesante pararse sobre el dato de Australia, que demuestra una buena gestión de los recursos, dado que se calcula que tienen la mayor reserva mundial de oro.

¿Se dice la verdad sobre el oro? ¿Cuál es la situación real del mercado?

Pensamiento tradicional: el oro es un valor estéril

Significa que no produce dividendos. No es como un piso que compras, lo pones en alquiler y que, además de incrementar su valor, te da una renta mensual. La única evolución es la de su curso y su rareza.

Pero esa doctrina económica no es del todo correcta. Hay que saber que, aunque no haya dividendos, nunca serás más pobre con el oro por una razón que explicaremos:
El curso de la bolsa es más o menos el mismo desde hace 20 años. Hoy por hoy estamos en el mismo punto que hace 20 años, pero con 60% de inflación. Lo que significa que las monedas valen hoy un 60% menos que su valor de hace 20 años. Algunas valen muchísimo menos, pero básicamente, la capacidad de compra que tenemos con 1 Euro ó 1 dólar se ha reducido un 60%.

Onza de oro evolución
En 2000 – 300
En 2005 – 500
Ahora 1600-1700

El oro como valor refugio

El oro guarda o aumenta su valor cuando hay peligro o inflación.

La teoría de la vaca y la onza de oro, o cómo explicar el engaño de las divisas:

Con una onza de oro los antiguos griegos podían comprar una vaca y ahora también, con la misma onza…
Lo explicaré de otra manera basándome en los últimos 20 años. En el año 2000, una vaca costaba 300 euros, al igual que una onza de oro. Ahora vale unos 1700 Euros. Al igual que una onza de oro (precio actual). Lo que significa que la vaca vale lo mismo en oro, pero mucho más en Euros. Básicamente, el valor del dinero se ha hundido, pero el valor del oro no.
Rizando el rizo, si tuviéramos dos onzas de oro y cambiáramos la primera por su valor en Euros en el 2001, no tendríamos suficiente dinero para comprar una vaca hoy, pero con la segunda onza, sí.

Ese ejemplo explica lo que nos está viniendo encima y que no podemos ignorar: la necesidad de volver a indexar las monedas sobre un valor real. De ahí la idea del FMI de implementar cuanto antes lo que se llama el Monetary Reset, que ya no es una leyenda, sino el final del sistema monetario tal como lo conocemos.
No podemos seguir comprando activos reales con dinero sin valor. Ya no podemos seguir comprando vacas menos del 20% de su valor real. Inmuebles tampoco. Hay que volver a darle al dinero el valor que de verdad tiene: una cantidad de «rareza», o sea una cantidad de oro (acompañada de otros metales raros).

Perfil del autor

Jean-Marc Alma-Charlery
Jean-Marc Alma-Charlery
Consultor de empresas - AbsolutConsulting.es
Licenciado en Económicas/Empresariales
Responsable de comunicación BancaVía