Locales comerciales, Bancos y “Dark Kitchen” ¿Qué seguridad dan?

Los locales comerciales como inversión tienen que analizarse de manera cuidadosa. Es difícil, prácticamente imposible, escribir algo de unas 600 palabras, que aclare todos los aspectos a considerar cuando se invierte en locales comerciales.

Cuando hablamos de locales comerciales perdemos de vista el concepto en si y su objetivo. Es preferible hablar de un inmueble de uso residencial o no, cuya función es poder ejercer una actividad comercial. Esta definición tiene dos variables: una variable legal y una que define su valor.

Sí, el local comercial es esa nave, ese sitio diáfano a pie de calle, aquel edificio de oficinas y aquella casa. Un espacio con posible función profesional o comercial.

Más que valor catastral, posibilidades.

Desgraciadamente el precio por metro cuadrado no les va a ayudar mucho en el momento de invertir en ese tipo de inmuebles. Hay que centrarse en el número de posibilidades de negocio considerando la distribución arquitectónica y la competencia. No significa que el precio del metro cuadrado no tenga relevancia, pero lo barato sale caro.

Aquí es donde entra en juego la inteligencia inversora: la posibilidad de analizar y prever las posibilidades de negocio que podrían ejercerse en un espacio.

Un espacio muy barato de 100m2 puede ser una manzana envenenada: no vale para montar un restaurante por la sobre-oferta localizada, pero sí para un banco. Pero los bancos están cerrando oficinas. Si consideramos que todos los negocios que se instalen fracasarían, no debería sorprendernos el precio de adquisición.

Las variables son numerosas. Cuántos negocios existen como el mío, cuál es la distancia entre ellos, qué demanda y densidad de población en un momento determinado, etc. Un análisis de las métricas tiene que ser exhaustivo.

Locales para Dark Kitchen

No hay que subestimar el mercado de las Dark Kitchen (cocinas comerciales fantasma). La demanda supera de momento la oferta y el sector de delivery está implementando un modelo de negocio que ha llegado para quedarse.
El mercado potencial nos está dando una idea de la necesidad de espacios para ese tipo de negocios. De hecho, la demanda es tan fuerte que el tiempo medio entre entre la búsqueda y la adquisición es de 3 meses. Entonces, vale la pena invertir en locales para Dark Kitchen

No puedo hacer una afirmación contundente. Como expliqué anteriormente, cualquier edificio que se compre tiene que permitir un acondicionamiento para los fines comerciales posibles. Y cuantos más fines, mejor. Por eso, mi respuesta recomendación es la siguiente: merece la pena invertir en locales que, entre otros tipos de negocio, sea viable para el alquiler y comercialización de cocinas fantasma.

Perfil del autor

Guillermo Ortiz
Guillermo Ortiz
Experto en Inteligencia Inversora
Invertirconsentido.com