El gobierno de coalición de los bancos

Alemania, 15 de diciembre 2015. Tres partidos deciden unirse para crear lo que ahora se llamaría «el gobierno de los perdedores». Ningún partido tuvo la fuerza suficiente para afrontar una investidura. Los dos más cercanos, tuvieron la genial idea de incluir a la oposición en sus planes. Tristemente, los planes consisten en esclavizar, aún más, al pueblo. Básicamente, ponen exigencias a los perdedores para que entren en el gobierno. DEP oposición, DEP alternativa (o no, ya que desde entonces la Alternativa para Alemania (AFD) no paró de crecer).

Estrategias comerciales y abusos 

España 2016. El BBVA compra Holvi, la estrella finlandesa del Fintech por 900 millones de euros. Se trata de una App bancaria revolucionaria con IBAN finlandés que hasta nos ayuda a hacer la contabilidad. También ofrece una tienda en línea integrada, y mucho más. Esto representa una solución para autónomos de muchos países de Europa (al igual que la E-residencia de Estonia, pero eso es objeto de otro artículo). Dicha App NUNCA entrará en España ya que sería la competencia directa de la App del BBVA.

Notamos la estrategia comercial: «acallar a la competencia comprándola». Esto demuestra que la banca tradicional, al entrar en el capital de Startups bancarias, encuentra la manera de fagocitar lo que era una alternativa para el cliente. En otras palabras, seguirá reinando imponiendo su dictadura a los clientes.

El resultado se puede leer en las noticias, aunque nosotros no queremos interpretarlo. Hablamos de cláusula suelo, IRPH y otros conceptos que han aparecido en las decisiones de las instancias judiciales superiores.

En definitiva, la única manera de enfrentarse a los abusos de empresas proveedoras de servicios consiste en empezar largos procesos judiciales que requieren paciencia y dinero. Así, hasta que la última estancia cree jurisprudencia.

Tradicionalmente, si una empresa no nos atrata bien, la dejamos para ir a la competencia. Lo mismo que se hace en política. Si bien en el caso de la política, la abstención es a veces la respuesta, el problema es que no nos podemos abstener de tener una cuenta bancaria.

Las Startups financieras y bancarias: discípulos y esclavos de la banca tradicional

Quisiera que reflexionáramos sobre cómo podemos enfrentarnos a los abusos de la banca:

  • Especialmente, cuando quienes de alguna manera nos daban un poco de esperanza, se alían con los que nos imponen sus condiciones.
  • Sin olvidar que, quienes ofrecen alternativas acaban siendo persona non grata del gremio bancario y víctimas de la dictadura de la banca tradicional.
  • Cuando el cliente de la Startup sigue siendo cliente de la banca tradicional (que tuvo la genial idea de entrar de pleno en su capital).

Prohibir la toma de control de los bancos tradicionales:

Definitivamente, queda claro lo que no favorece la competencia:

  • La falta de transparencia.
  • La política de coaliciones (llamadas «fusiones» en lenguaje bancario).
  • El endurecimiento de las condiciones para crear un banco en España (empezando por el capital mínimo requerido de 18 millones de Euros).
  • El descuido de los organismos reguladores (igual de tradicionales que los bancos), que se olvidan del compromiso que tienen con los ciudadanos: protegerles de los abusos.

Estatismo en la innovación bancaria:

No sabemos cuándo fue en España la última genialidad en la oferta bancaria. Eso que de repente hizo que el flujo de clientes de una entidad a otra sea notable. Con todo, aquel flujo sólo se podrá notar cuando los clientes del Banco popular pasen a ser los de Banco Santander. Aunque no sea exactamente debido a una oferta atractiva por parte del segundo.

Muchos siguen pensando que los servicios bancarios que existen en España (digo bancarios, no financieros), son lo mejor de lo mejor. Vale la pena detenemos a pensar bien sobre esto porque nos merecemos «otros». Sin embargo, esos «otros» sólo pueden existir si:

  • Se promueve la creatividad bancaria.
  • Se flexibiliza la innovación fuera de los caminos bancarios tradicionales.

Alguien dijo que los políticos hacen lo que diga la banca, y puede que sea cierto. Realmente, nos resulta difícil creer que ningún político pueda ver la debilitación del ciudadano por la fusión de entidades como algo bueno. Asimismo, en la banca, la expresión «el cliente es rey» tiene poco sentido. La realidad es que eso seguirá siendo así si no ampliamos la oferta bancaria a soluciones novedosas, alternativas e independientes.

Perfil del autor

Jean-Marc Alma-Charlery
Jean-Marc Alma-Charlery
Consultor de empresas - AbsolutConsulting.es
Licenciado en Económicas/Empresariales
Responsable de comunicación BancaVía