Fondos de Inversiones Socialmente Responsables (ISR)

Las inversiones socialmente responsables (ISR) son aquellas que además de la rentabilidad que se busca en cualquier inversión se aplica el concepto de desarrollo sostenible para conseguir dicho fin.

En este tipo de inversiones lo que se quiere conseguir es generar valor añadido social, ético y medioambiental en la búsqueda de la rentabilidad.

Para ello han de cumplir determinados criterios ESG (Environmental, Social and Governance) también denominados ASG en español.

Este tipo de activos han ido cogiendo mucha fuerza en los últimos años, multiplicándose exponencialmente en el último lustro.

Pero, ¿por qué elegir este tipo de fondos?¿Es una moda? ¿Es conciencia social?

Lo que pudo haber nacido exclusivamente desde el punto de vista de la conciencia social o ética, poco a poco ha ido evolucionando en una modalidad de inversión a largo plazo con rentabilidad-riesgo tan bueno o incluso mejor que la de las inversiones tradicionales. Este tipo de inversión se puede considerar que ha pasado de ser una moda a ser una tendencia.

Actualmente este tipo de inversiones han aumentado a nivel mundial de tal forma que se estima que alrededor de más de 9 billones de dólares en activos bajo gestión se suscriben al enfoque de inversión socialmente responsable. Estos datos suponen un incremento de más del 38% desde el 2014 y la tendencia dice que ira a más.

Este cambio de tendencia se ve reflejado en las nuevas políticas de una gran parte de las compañías que cada vez invierten mayor parte de sus recursos en RSC (Responsabilidad Social Corporativa). Actualmente se está invirtiendo de media un 2,5% de los recursos de las compañías en RSC, donde el sector farmacéutico es el mas representativo con un 12% y el sector de la Banca el menos con niveles en torno al 1%.

¿De qué están compuestos este tipo de fondos?

Los criterios que se siguen en la composición de estos fondos son los denominados criterios ESG mencionados anteriormente:

  • Criterios medioambientales:Criterio que hace referencia al impacto de la actividad de la empresa en el medio ambiente. Un buen ejemplo son las compañías que usan energías renovables.
  • Criterios Sociales:Se valora la repercusión de la actividad de la compañía en sus empleados, clientes, proveedores, en la sociedad civil, en definitiva, en cualquier persona relacionada directa o indirectamente con la compañía. Se valoran aspectos como por ejemplo derechos humanos, normas internacionales de trabajo, etc.
  • Criterios de gobierno corporativo:Que la dirección y administración de la empresa sea responsable, ética, transparente y con una correcta práctica del negocio.

Una vez entendidos los criterios que han de cumplir las inversiones socialmente responsables, resaltaría dos formas de realizar la selección de las compañías para integrar en un Fondo de ISR:

  • Criterios de exclusión:Establecer aquellas compañías que no pueden ser seleccionadas para dicho fondo por no cumplir con la responsabilidad social (industria del tabaco, del alcohol, del armamento, etc.), que no cumplan el pacto mundial de las naciones unidas (no respeten los derechos humanos ni de los animales y que tampoco respeten el desarrollo sostenible y la gestión medioambiental) o compañías con mala calificación en materia de criterios ESG.
  • Criterios de inclusión: Compañías con políticas proactivas en responsabilidad social, atención a las relaciones laborales, a la salud, a los derechos de las mujeres y de grupos en riesgo de exclusión.

¿Existe uniformidad?, ¿Están oficialmente regulados?

Una vez bien entendidos los criterios de selección previamente mencionados, es importante mencionar que no existe una definición de este tipo de fondos universalmente aceptada, por tanto, la regulación no es clara en este aspecto.

Cada inversor o cada gestora de fondos tiene sus propios criterios ESG, y por lo tanto la política de selección en cada fondo de ISR no tiene por qué coincidir en cada IIC (institución de inversión colectiva).

A pesar de que no exista actualmente una regulación ni un organismo que regule este tipo de inversiones, si existen determinados índices ESG (como por ejemplo el S&P 500 ESG en Estados Unidos o el Eurostoxx 50 ESG en Europa) que ya se están utilizando como Benchmarks e incluso creando ETF referenciados a ellos.

Es cuestión de tiempo que se comience a regular de forma mas oficial, general e internacional este tipo de inversión que cada día está siendo mas demandada.

Conclusión

Finalmente mencionar, que la existencia del mercado de ISR ya es una realidad y que a pesar de que todavía representa un porcentaje discreto del total, su aparición está provocando grandes expectativas dados sus buenos resultados (incluso mejores que el del mercado tradicional) acompañados de su objetivo social-medioambiental.

Este mercado que cada día va a más debido a la conciencia social-medioambiental unido a que una importante parte de este impulso viene por parte de “Milenials” hace pensar que en el futuro a corto plazo se convertirá en uno de los objetivos de inversión mas importantes del mercado.

En definitiva, dado el análisis realizado y las perspectivas de futuro mencionadas, a la hora de invertir, ya sea en una compañía o en un fondo, empezaría a valorar aquellas compañías que sigan los criterios ESG y/o que inviertan considerablemente en RSC, ya que de este modo se aseguraría una rentabilidad-riesgo muy interesantes, además de colaborar con la sociedad y el medio ambiente.

Perfil del autor

Carlos Martín Salazar
Carlos Martín Salazar
Socio fundador de BancaVia.
Licenciado en administración y dirección de empresas.
Master en bolsa y mercados financieros.
CEFA certified